Make your own free website on Tripod.com
Apuntes de Etica

IVAN CONTRERAS NOGUEIRA
MBA LOYOLA UNIVERSITY MARYLAND
TEMAS ORIGINALES Junio 1999



 
 
 
 
 

QUÉ ES LA ETICA
 
 

ORIGEN

El sentido más antiguo de la ética  (de origen griego) residía en la morada, lugar donde se habita, luego referido al hombre o pueblos se aplicó en el sentido de su país, tomando especial prestigio al ser utilizado por Heidegger el decir que "es el pensar que afirma la morada del hombre", es decir su referencia original, construida al interior de la intima complicidad del alma. En otras palabras ya no  se trataba de un lugar exterior, sino del lugar que el hombre porta a sí mismo. "El  ^ethos es el suelo firme, el fundamento de la praxis, la raíz de la que brotan todos los actos humanos.

El vocablo ^ethos tiene un sentido mucho más amplio que el que se da a la palabra ética. Lo ético comprende la disposición del hombre en la vida, su carácter, costumbre y  moral. Podríamos traducirla por modo o forma de vida en el sentido profundo de su significado.

^Ethos significa carácter, pero no en el sentido de talante sino de modo de ser adquirido por hábito.^Ethos deriva de éthos lo que significa que el carácter se logra mediante el hábito y no por naturaleza. Dichos hábitos nacen por repetición de actos iguales es decir los hábitos  son el principio intrínseco de los actos.

En el ámbito conceptual de la ética, tenemos un círculo correlacionado entre ^ethos - hábitos - actos. En efecto si ^ethos es el carácter adquirido por hábito, y hábito nace por repetición de los actos iguales, ^ethos es a través del hábito, fuente de los actos ya que será el carácter obtenido (o que llegamos a poseer -héxis) por la repetición de actos iguales convertidos de hábito y acuñados en el alma.

El hombre a través de su vida va realizando actos. La repetición de los actos genera actos y hábitos y determinan actitudes. El hombre de este modo viviendo se va haciendo a sí mismo. El carácter como personalidad es obra del hombre, es su tarea moral, es como "resultará" su carácter moral.

Podemos aproximarnos a la conceptualización de la palabra "moral" (origen del latín) como la adquisición de Modo de Ser logrado por apropiación, o por niveles de apropiación, donde se encuentran los sentimientos, las costumbres y el carácter.

El carácter o personalidad moral, como resultado de actos que uno a uno el hombre ha elegido, es lo que el hombre ha hecho por sí mismo o por los demás. "El hombre en este contexto se hace y a la vez es hecho por los demás, tanto positiva como negativamente".
 
 

PRINCIPIO GENÉRICO HISTÓRICO

En el origen la ética aparece subordinada a la política (ética individual y ética social). En efecto el hombre griego de la época sentía la polis como inmediatamente encardinada en la naturaleza. En Aristóteles la moral forma parte de la ciencia de la política porque la vida individual solo puede cumplirse dentro de la polis (interpretando:lo que en realidad pretendía decir era que lo sustenta el bien particular es el bien común) y determinada por ella; incluso eleva la polis a la calidad de divino. En la doctrina aristotélica el fin de la ética y de la política son idénticos: La Felicidad, el que como bien autosuficiente no es un bien más entre otros ni componente de algún estado de cosas. La Felicidad es la suprema justificación de la vida del hombre.

Platón establecía que era la polis y no el individuo el sujeto de la moral es decir -planteaba-  la virtud no puede ser alcanzada por el hombre sino que el Estado lo debe orientar hacia fines morales (no por medio de la dialéctica sino por la persuasión).

La ética de Kant es de un individualismo radical, pues no presupone exigencias transpersonales sino que busca el deber de perfección propia. "Nunca puede ser un deber para mi cumplir la perfección de los otros". Kant sustituye la moral del bien y de la felicidad por una moral del puro deber  y de la conciencia individual.

Para Hegel el espíritu subjetivo una vez en libertad de su vinculación a la vida natural se realiza como espíritu objetivo en tres momentos: Derecho, ya que la libertad se realiza hacia afuera; moralidad, es decir el bien se realiza en el mundo; y la eticidad, que se realiza a su vez en tres momentos: Familia, Sociedad y Estado, siendo éste último según él, el sujeto supremo de la eticidad, aunque probablemente haya querido decir que el Estado "es" sujeto de eticidad, Estado de justicia, Estado ético.

En resumen , en el origen la ética se encuentra subordinada a la política tanto la individual como la social, pero la ética social esta por sobre la ética individual, es decir,  la ética general se abre a la ética social ya que ella lo determina.

EL OBJETO MATERIAL DE LA ÉTICA

El objeto material de la ética son los actos humanos (desde el punto de vista del bien), libres y deliberados,  ya que determinan el carácter (modo de ser adquirido por hábito y por lo tanto determinantes de nuestras vidas). Por dichos actos se hace referencia a los actus hominis y humanis, pero no a los primo primi, ya que al ser provocados por causas naturales son ajenos a la ética.

Santo Tomás distingue los actos de voluntad respecto al fin -que tienden al fin en cuanto tal-  y los respecto al medio -aquellos por decisión de los medios, de consejo o deliberación, complacencia o deleite o por razón o voluntad. Sin embargo estos actos serán válidos cuando la voluntad proceda reflexivamente.

EL HORIZONTE DEL VALOR

 El valor se define como aquello que es apetecible, amable, digno de aprobación, de admiración o útil para un fin determinado.

La ética del valor tiene una raíz neokantiana (el deber como fin en sí mismo) y fenomenológica (considera la experiencia moral como intuición emocional y material de los valores).

Como concepto, el valor dice siempre relación a la persona en cuanto constituye un bien para ella en lo que se refiere a la persona individual en cuanto tal y a la sociedad (valor social o lo que dice relación de la persona a otras personas) ya que el valor moral otorga el adjetivo de bondad o maldad.

El valor ético, es decir  lo que dice relación a la persona en relación a sí misma, en conformidad con el ser humano, la recta razón, la auténtica realización o con el fin último de la persona, dependerá de lo que su valor supremo considera como referente dentro de un pensamiento ético, y por lo tanto debido a su relatividad, el pensamiento ético es divergente y en ocasiones absoluto.

La moral pertenece al orden de la acción humana (praxis) , se relaciona con la actividad en cuanto es producida por el hombre ya que la acción humana (conforme al valor moral) define al hombre mismo.  El valor moral coincide con la determinación de cuál es el valor supremo dentro del orden moral y por lo tanto "desde él se organiza el universo objetivo de la moralidad", por ejemplo, los sistemas legales, la felicidad como consecución del fin, la armonía interior, el altruismo o la utilidad social; o lo que constituye el valor moral cristiano como la caridad, la imitación y seguimiento de Cristo o la realización del reino de Dios.
 

TEMATIZACION DE LA ETICA

Podemos hablar del objeto formal referido al  bien moral, es decir los actos, hábitos, ^ethos en cuanto buenos o malos.

El bien es lo que todos los hombres apetecen. Todo lo que hacemos (Aristóteles) lo hacemos desde un proyecto con vistas a un fin, es decir como en cada caso lo mejor, auque dicho fin no se realice hasta el final del proceso.

Los fines al igual que los medios, empiezan por ser proyectos al estar realizándose. El proyecto es concebido dentro de una realidad o sobre ella. Al proyectar se piensa en lo que se va hacer tendiendo en lo posíble a la realidad (o a lo posible). Este va cobrando entidad en la medida que va concretando cada "medio" paso a paso.

 Por ejemplo si la vida es un  "quehacer permanente", podemos  proyectar lo que vamos hacer. Pero la ejecución de una simple acción, aun habiendo previsto todos los elementos necesarios para ejecutarla, incluso llegando a imaginar su implementación exactamente como lo habríamos concebido, cuando entonces nos enfrentamos a un "azar que no alcanzamos a comprender" al encontrar que la realidad presenta sus resistencias (o facilidades) siempre en mayor o menor grado imponderables. Sería utópico pretender hacer una vida entera exactamente de acuerdo con un plan establecido. El proyecto de vida que deseamos no es más que un borrador que  a través de uno a uno de los actos, se va perfilando, cobrando forma y las resistencias nos irán determinando al vencerlas o doblegarnos optando por vías menos exigentes  o de lo contrario, nos desanimanos quedando abatidos en la derrota.

Aristóteles distingue los fines y medios por medio de su clasificación de bienes: los que se buscan siempre por causa de otros, bienes que se buscan por sí mismo y nunca por causa de otros y ciertos bienes que aun cuando se buscan son también buenos. Todos los bienes excepto uno pueden ser tomados como medios y fines.

Aristóteles construye el sistema ético en torno a la idea del fin último. La vida humana en cuanto a comportamiento se concibe como una pirámide de fines y medios. Los bienes que nunca se buscan por si mismos sino siempre por otros se encuentran en la base, encima de éstos,  los que pudiendo buscarse por si mismos dependen de otros, encima de éstos, los que se buscan por si mismos y encima de éstos se encuentra un bien y sólo uno, que nunca es tomado como medio, sino que al contrario es aquel por el que hemos buscado todos los anteriores. Este fin estaría en el origen de toda nuestra actividad orientándola y dirigiéndola. Es el fin último y como tal el bien absoluto o supremo por el cual todos los demás bienes solo serían útiles para alcanzar éste último y que es precisamente la felicidad. Y como toda moral consiste en apropiación donde el bien moral es fuente de posibilidades apropiadas, dicha felicidad sería la apropiación ultima de nuestra posibilidad mejor.

Esta concepción finalista de estimar la vida entera en función exclusiva del fin conlleva la idea de reducir el valor de los actos a su relación de acercamiento o alejamiento al fin último.

La felicidad es siempre una posibilidad ya apropiada y por lo tanto el hombre esta ligado a ella. Hay posibilidades múltiples y totalmente diversas de ser feliz. Estas posibilidades son los bienes (es decir posibilidades apropiables).

Para Kant la ética de la felicidad no es aceptable porque la felicidad le es al hombre natural y por lo tanto no es un deber sino lo contrario es decir una inclinación natural (lo que se hace por amor queda fuera del deber).

Kant no solo rechaza la idea de la felicidad sino en general la idea del bien y remplaza la ética del bien por la ética del deber. Establece que "no es el concepto del bien lo que determina la ley moral y la hace posible, sino al contrario, es la ley moral lo que determina el concepto del bien y lo hace posible". Es decir el bien consiste en lo que se debe hacer , donde la ley moral es la que determina el concepto del bien y la hace posible.
 
 
 

LA PERSONA, SUJETO DE LA ETICA
 

AFIRMACIONES QUE DEFINEN AL HOMBRE INTEGRAL
(Perspectiva de una antropología orientada a la Moral)
 
 
El Hombre es una Unidad Totalizante, es decir el sujeto moral es "todo" el hombre (no hay separación de cuerpo y espíritu sino se refiere a la integridad): Concurre el hombre integral y se expresa el hombre total. En efecto, al acto singular debe atribuírsele mayor o menor valoración ética cuanto más profunda o superficialmente se exprese la persona en él. A mayor o menor profundidad con que intervenga "toda" la persona en un comportamiento moral, mayor o menor importancia tendrán sus actos.

El hombre en cuanto a un todo aparece como una Inteligencia Sentiente: esto significa que:

            El hombre es un ser vivo en cuanto a que tiene actividad propia e interacción adaptativa con el medio.

            Es Original ya que tiene la capacidad de pensar abstractamente; comunicarse.

Es Inteligente, porque tiene la facultad de inteligir realidades. Ya que la intelección es una habitud del hombre, lleva incluido el sentir, es decir la habitud del hombre es la inteligencia sentiente. Posee una habitud que se manifiesta como intelectiva y  como sensitiva al mismo tiempo. La sensibilidad está intrínsicamente en la inteligencia humana.

La comprensión del hombre como inteligencia sentiente debe ser asumida dentro de la antropología moral. En ella se ve que en todo comportamiento moral la manifestación unitaria del hombre es dimensión sensitiva e intelectiva. En todas las acciones humanas, actúa siempre esta actividad de la inteligencia sentiente.

Posee además una Estructura Personal ya que el hombre es una realidad personal

 Tenemos dos aspectos de la persona:

  1.La estructura del ser personal: tiene que ver con su conformación, su individualidad y su personeidad.

*Persona significa conformación, es decir, sus elementos son conectados en estructura y función, donde cada una de sus partes subsisten desde el todo y el todo subsiste desde las partes.

*Individuo significa una entidad cuya unidad se aplica negativamente, en el sentido que alguien es individuo en cuanto no es otro, es decir está determinado a su ser. Persona, en cambio, se refiere en cuanto dicha unidad es definida positivamente ya que es libre y aún consistente en su tal.

*La personeidad lleva consigo una interioridad de autoconsciencia y autoposeción.

Persona es el ser conformado, interiorizado, espiritual y creador,  siempre que esté en sí mismo y disponga de sí. Para el hombre entender que "él es él y yo soy yo" es algo natural, ya que cada persona es un centro dinámico único de los actos.

2.En cuanto a las Propiedades del ser personal, podemos señalar:

El ser personal es único e indefinible debido a su complejidad. No termina  de abarcar ni de acabar, lo que lo hace inaccesible; es nombrable pero no numerable. El es él! , sin ser más que otro, haciéndolo incuantificable. Al revelarse desde su interior y en el interior del otro, no puede ser indiferente ya que le atañe en lo más vivo.

La noción de persona juega un papel decisivo en la moral ya que el sujeto y objeto de la moral es la persona, es decir se trata de personalismo moral.

La importancia del concepto de persona para la moral se entendería en todo los niveles, esto es, en el contenido y en la estructura. El contenido es primero y fundamental, de donde se derivan todos los demás.

El sujeto del comportamiento moral es la persona, es decir, la unidad como un todo, con todas las características mencionadas.

* El hombre es Un ser Para el Encuentro. Ya que es en el encuentro consigo mismo; con lo trascendente; con los demás y con el mundo que la persona se va descubriendo frente así misma y frente a los otros.

Aristóteles concibe al hombre como animal político en cuanto ser social, ya que se realiza  dentro de la polis, en el Estado-Ciudad, conviviendo con sus conciudadanos y realizándose en cargos cívicos. En el pensamiento aristotélico la comunidad política se identifica con la ciudad "ya que ella es la causa de todos los bienes del hombre".

El hombre es un ser indigente porque precisa de los demás al interactuar en la comunidad, formar familia etc. Está destinado por naturaleza a vivir políticamente. La indigencia se fundamenta en el carácter sintáctico de su naturaleza (genitivo o dependencia de; ablativo o existencia de; dativo o existencia de misión hacia y tendencial).

 *Por último el hombre es una realidad inter-subjetiva (inter-personal), es decir,  la persona tiene una estructura de diálogo , donde el "yo" se constituye en la referencia a "tu".
 

¿QUIEN SOY?

 La pregunta de ¿Quién soy?, inmediatamente connota su referencia a los demás, al tiempo y al espacio. Es  imposible no hacer referencia a las otras personas ya que ésta es una interrogante sobre la identidad inter-personal (en referencia a los demás) y social (tiempo y espacio),

¿QUE DEBO HACER?
 
 Pregunta de autodefinición que entra en el campo del "deber ser", por lo tanto si sé quién soy, sé que debo hacer.
 

¿QUE SENTIDO TIENE LA VIDA?

 Esta pregunta se plantea por el sentido de las cosas, de los acontecimientos. El descubrir el sentido de la vida, facilita la construcción de la propia identidad e ilumina el qué hacer. A la vez el crecimiento personal (decisiones correctas), orientan la búsqueda por el sentido de la vida.

 La pregunta por el qué debo hacer, pertenece a la dimensión ética como búsqueda por realizar lo correcto y lo debido frente a las distintas alternativas que se presentan.
 
 

HACER EL BIEN

 La dimensión ética, condición que se construye libre y coherentemente, ha sido (y es)  un referente básico del hombre,  por cuanto su historia ha dependido en gran medida de sus libres y responsables decisiones. Estas han sido motivadas por "modelos" (sentido, fines, ideales) que trascienden a la simple realidad de los hechos. En efecto, la historia humana ha dependido en gran medida de las decisiones  animadas por el sentido ético.

 La pregunta ética dice relación a la manera en que actuamos, es decir, de asumir responsablemente las consecuencias de los actos. Tiene por referente las categorías del bien y del mal. Nos invita a reflexionar sobre todo lo que ayuda a la realización auténtica de la persona,  y rechazar lo que  impide esa realización auténtica.

 La pregunta moral, que dice relación al cómo ser bueno o más bien al cómo hacer el bien, se sustenta en la presunción de que del hombre bueno presumen buenos actos, sin embargo no es lo mismo la búsqueda del ser bueno con el esfuerzo por hacer el bien. La pregunta moral del cómo hacer el bien, implica una condición de apertura hacia los demás.

LA DECISIÓN ETICA

 Todo comportamiento moral comienza con una decisión (que también es el primer acto voluntario). Dicha decisión genera una acción donde el hombre se hace causa, se identifica y se compromete. Por medio de la intención motivada inaugura una camino de acción sobre un proyecto futuro. En su decisión se enfrentan instintivamente todos los valores y que por medio del consentimiento dan origen al surgimiento de algo nuevo.

APLICACIONES DE LA ACCION MORAL

 La intención moral debe tener una orientación hacia un fin (determinante de la vida moral) y hacia una concreta voluntad. La intención es moral cuando el fin es moral. De las tres fuentes de la moralidad (objeto, fin, circunstancias), el objeto es la fuente inmediata. La intención debe " llenarse" con el contenido del objeto moral.

 La Acción moral objetiva (Finis Operis), requiere de una intención moral concreta (Finis Operantis) que involucre un fin moral (bondad o maldad). Cuando la acción e intención moral se complementan, emerge la perfección moral.

 Para alcanzar un fin moral, los medios utilizados deben ser también morales, ya que cuando el fin moral no es justificado por la moralidad de los medios, dichos medios eran un mal moral.

 No se puede admitir que una intención buena sea capaz de crear una estructura organizativa donde acciones desordenadas se justifiquen por la orientación hacia un fin moralmente bueno.

CAUSES DEL DINAMISMO MORAL

 Cuando la personalidad moral (^ethos) se pone en acción o actúa, se vale de procesos de moralización que son los causes del dinamismo ético:

 1. La opción fundamental

 La opción (elección) fundamental (proyecto general de vida), expresa el sentido moral de la persona. Mediante ella la persona expresa la decisión global de su dinamismo ético  -dándole sentido a sus actos-,  ya que elegir (opción fundamental) la personalidad moral (sentido moral), significa tomar una dirección de toda la vida hacia un fin.

 En la concepción cristiana, la opción fundamental es optar por una actitud moral; es contar con la posibilidad (gracia) que Dios otorga para la realización plena (llegar a Dios por medio de la vida en caridad, en cuanto a opción de vida).

 2. La actitud moral

 La actitud (hacer) moral es la instancia en que se concreta la opción fundamental, la dimensión totalizante del ^ethos y del sentido moral.

 Dicha actitud  no debe ser entendida como una posición corporal capaz de ser comprendida por los demás (Psicología) sino que en cuanto a la disposición que nos lleva a reaccionar positiva o negativamente ante valores éticos.

 La actitud moral cristiana, basa su estructura en la motivación (invitación al bien); compromiso y tendencia hacia una perfección absoluta.

DISEÑO DE LA FIGURA ETICA (Coherencia de rasgos morales de la figura cristiana)

1 Valoración de los esquemas vigentes:

 La moral vivida del cristiano se encuentra supeditada al deber para con Dios, ya que "de él proviene y hacia él va". Su actitud perfecta se materializa por medio de la vida en caridad.

 La base fundamental son los mandamientos (formulación positiva de la moral) donde se encuentran los deberes esenciales del hombre cristiano ( e indirectamente los derechos fundamentales de la naturaleza de la persona humana).

 La moral cristiana está organizada en torno al esquema de las virtudes Teologales (fe, esperanza y caridad) y Cardinales (prudencia, justicia, fortaleza y templanza).
 

2.Hacia un esquema coherente:

 En el "diseño de la figura moral cristiana" cobran importancia la autonomía ética (comportamiento moral responsablemente asumido) como ideal moral; y  la  justicia ética, por medio de la búsqueda de la igualdad y reciprocidad.

 La autonomía y la justicia ética, identifican la ética del cristiano, donde la caridad (rasgo decisivo del ^ethos cristiano en cuanto amor a Dios), es el "pilar" que identifica la figura moral del mismo.

 La caridad es la virtud por la cual el cristiano ama a Dios sobre todas las cosas, por El mismo y al prójimo como así mismo por amor a Dios.

 La caridad es superior a todas las virtudes teologales. El ejercicio de todas las virtudes está animado e inspirado por ella. La caridad es el vínculo de la perfección, la forma de las virtudes (Santo Tomás) y que las articula y las ordena entre sí; es fuente y término de su práctica cristiana. Toda la vida moral es la "mediación" del dinamismo de la caridad.

 La vida moral animada por la caridad da al cristiano la libertad espiritual de los hijos de Dios, en el sentido que éste no se halla ante Dios como esclavo en temor servil, sino como un hijo que responde al amor del que nos amo primero.

 La caridad exige la práctica del bien; es benevolente; suscita la reciprocidad; es desinteresada y generosa; porque "reside precisamente en la indisoluble conexión del amor a Dios y el amor al prójimo".

 La actitud ética cristiana se impone a partir de su referente cristiano, la tradición moral y la virtud.
 

 

APUNTES PARA FUNDAMENTAR LA ETICA
 

LA FUNDAMENTACION ETICA

Las categorías básicas que permiten la elaboración de un pensamiento ético son la Libertad y la Responsabilidad.

1. La Libertad Etica

 La capacidad del hombre de autodeterminarse, de asumir la dirección de su vida,  y de ejercer esta capacidad en una acción concreta, lo determina como hombre libre y en cuanto libre,  un sujeto ético. La posibilidad de la auto-determinación introduce lo ético en lo que se refiere al hombre.

 Para que haya una acción moral, es necesario que junto a la acción voluntaria (libertad de voluntad) haya una elección (libertad de elección o libre albedrío). La libertad por lo tanto, no es una acción física sino una cuestión moral (es  intrínsica a la acción moral) y en el ámbito de la moral no solo hay libertad, sino que, no puede no haberla.

 La libertad moral es la posibilidad de ejercer una acción moral. No consiste solo en la posibilidad de elegir, sino que en la medida de esa elección, que contribuya al crecimiento verdadero de la persona. Esa elección no solo se refiere al enfrentamiento de posibilidades elegibles, sino además, significa una elección sobre sí misma a favor o en contra del bien o de la verdad. Por lo tanto el referente de la libertad humana no es la ley sino la verdad, ya que sólo por medio de ésta,  se encuentra la misma libertad. La verdad orienta la libertad, la encamina a su plenitud y permite la convivencia humana.

 Libertad es la es la facultad de disponer de si mismo; de obrar (o no obrar) por sí mismo acciones deliberadas. Estas alcanzan su perfección cuando se realizan en virtud del bien supremo. Caracteriza los actos propiamente humanos, actos voluntarios y responsables del autor, es decir,  hace al ser humano responsable de los actos de que es actor voluntario (es propio del hombre actuar deliberadamente).

La responsabilidad significa la ejecución reflexiva de los  actos, ponderando las consecuencias del bien y mal en cuanto a alcanzar cuotas mayores de humanización, crecimiento individual y social.

En el campo cristiano se estima la ausencia de principios seguros, que garanticen las relaciones justas entre los hombres, de no ser por la existencia de una verdad trascendente, por medio de la cual,  el hombre conquista su plena libertad.  De no reconocer esta verdad trascendente, triunfa la fuerza del "poder interesado" que no respecta el derecho de los demás.

Hasta que el hombre no llegue a encontrarse definitivamente con su último bien que es Dios, la libertad implica la posibilidad de elegir entre el bien y el mal, y de por lo tanto crecer en perfección, o de flaquear y de pecar. La libertad hace al hombre responsable de sus actos en la medida que éstos son voluntarios. El progreso de la virtud y el conocimiento del bien hacen crecer el dominio de la voluntad.

Libertad humana significa responsabilidad del sujeto (que a su vez supone libertad). La mayor o menor libertad del sujeto implica mayor o menor responsabilidad conductual.

El derecho al ejercicio de la libertad es una exigencia inseparable de la dignidad del hombre. En la medida que la persona hace más el bien, se va también haciendo más libre.

2. Notas Antropológicas

 La libertad hace comprender al hombre como proyecto, ya que conjuga la responsabilidad frente a la realización y crecimiento de la humanidad.

 La Antropología es el factor clave para la reflexión ya que constituye un horizonte ético, siendo la realización de la persona en sociedad su preocupación central. Es la base por la cual elabora su reflexión. Entrega orientaciones en cuanto a la responsabilidad de crecimiento tanto en lo personal (mayor dignificación) como en lo social (mayor humanización).

En cuanto a la ética, la persona es básicamente un "ser para el encuentro". En éste, la persona se descubre como sujeto frente a sí mismo ("yo") y  alteridad frente a otros ("tu"), dentro de un contexto social ("nosotros").

El crecimiento de la persona gira en torno a la subjetividad (formación de una personalidad que repercute directamente en la relación con los demás); la reciprocidad (relación constante con los demás) y la responsabilidad social (hacerse parte de los demás).

El hombre es un ser social. Conmuta relaciones que le permiten determinar su identidad. Su capacidad de alteridad se manifiesta por ser escencialmente indigente; tener sentido de pertenencia  (formar parte) y de apertura al encuentro con otros.

La responsabilidad colectiva es positiva en la medida de la existencia de la solidaridad para superar el mal.

En cuanto a su afectividad, denota tener sentimientos que llevados a la práctica supone sentido de responsabilidad y por lo tanto de consideración ética.

El sentimiento más fundamental es el amor que el mismo bien despierta; amar es el desear el bien a alguien. Se dice que los sentimientos son moralmente buenos cuando contribuyen a una acción buena.

RACIONALIDAD ETICA

 La ética es una consecuencia de la razón, ya que dentro de la racionalidad busca descubrir el significado auténtico de la realidad humana. Sólo la razón da válida cabida al discurso ético.

 De la acción humana, se constatan sentidos que se convierten en fines conseguidos por previa aceptación de preferencias. Las preferencias éticas son elegidas racionalmente con imparcialidad y bajo estricta "pureza original". Sólo así se puede configurar la justicia como imparcialidad racional,  criterio por medio del cual se orienta éticamente la historia humana. Además, la racionalidad ética se concreta en el principio de responsabilidad.

 De lo anterior se deduce que la ética se mueve dentro de la racionalidad crítica (organizada mediante el diálogo entre las personas), orientada a descubrir el auténtico significado de la realidad humana. La ética dialógica puede ser la base para construir y vivir la racionalidad ética en el momento presente.
 

¿TIENE LA ETICA FUNDAMENTO FILOSOFICO?

 En la ética se compromete el destino del hombre en su más trascendente proyección., aunque no  sepa a qué está llamado a ser, cuál es su fin y qué sentido tiene su existencia.

 Sin embargo efectivamente tiene una razón de ser, que la vida sí tiene un sentido. Sin que nadie la programe o dirija se orienta hacia sus propios fines.

 El hombre proyecta su vida con los talentos que le han sido dados, pero que como todo proyecto tiene un fin.

 La ética ha ocupado un lugar en la filosofía desde el surgimiento mismo de la filosofía. La responsabilidad ética en filosofía ha sido llevada a la sabiduría.

 Si la moral fuera lo que a uno mismo le complace, confirmando o validando los actos, entonces se adecuaría la moral a medida, convirtiendo la medida moral en nuestros propios intereses y no en el proyecto de un destino.

 La filosofía definió por "felicidad" el proyecto de la vida propio del destino humano. Esta felicidad es iluminada por la idea platónica del bien.

 Pero la moral no es necesariamente una doctrina filosófica. Un ejemplo de ellos son los mandamientos, que siendo el mayor imperativo moral, no tiene su origen en la filosofía.

 En conclusión, la moral puede ser y no ser una disciplina filosófica. La vida humana conlleva de una manera espontánea un orden ético, que es a su vez la fuerza por la cual el hombre crece.

 Este orden ético proviene primeramente del núcleo familiar (educación). En ella reside el primer aliento moral y sólo luego,  saldrá a la conquista de su destino.

 El primer ámbito ético es la familia. La filosofía moral viene después. Ella esta llamada a establecer el principio fundamental desde donde se edificará tanto el carácter como la costumbre. El principio fundamental ético se basa en tres pilares: la Libertad; la Virtud y el Bien, por los que la filosofía moral se encuentra asentada.

 No hay cuestión ética sino en el ámbito de la libertad. En ella el hombre está entregado a su propio ser (quehacer). La virtud es la capacidad permanente de hacer bien hecho el trabajo de la libertad . En la libertad la acción virtuosa se prolonga. La libertad es para el bien y la virtud la capacidad de elegir bien (la obra buena). El bien entonces es lo que la virtud elige libremente.

 Para Kant, la razón pura en sí misma, es la libertad. Lo que en definitiva determina la libertad kantiana es la ley moral. Se debe obrar de manera que el principio de una ley universal (moral) guíe la propia voluntad.

 La ética de Aristóteles por su parte, es fundamentalmente una ética de virtud (disposición habitual y firme de hacer el bien) . La felicidad es para él la virtud misma.

 La libertad de Kant es, a la vez, virtud y bien. La virtud en Aristóteles es, a la vez, libertad y bien.

  La fuente esencial y escondida de la ética es el "amor", porque ahí es donde reside el bien absoluto, desde donde por medio de la virtud reside la libertad y finalmente la esencia de la moral.

FORMULACION DE LOS PRINCIPIOS MORALES

El razonamiento moral culmina con la formulación de principios éticos.

 El juicio moral es el acto mental que afirma o niega el valor moral frente a una situación o comportamiento. Por medio del juicio moral se pretende la búsqueda de la verdad.

 El juicio moral se pronuncia sobre la presencia (o ausencia) de un valor ético, en una situación o comportamiento concreto.

Principios:

 Los principios morales se entienden como direcciones del valor. Por ejemplo " ama a tu prójimo como a tí mismo", es decir, lo que quieras para tí, hazlo a los demás.

 Los principios éticos orientan y dirigen al sujeto. Se visualizan, en una realidad concreta sus consecuencias, identificando la presencia de un valor.

Necesidad de Normas:

 la norma establece el contenido del comportamiento (mientras que el principio dirige las actitudes). Las normas morales son necesarias para discernir lo que esta bien y lo que esta mal. Desde el punto de vista moral, se entiende por norma la obligación del valor moral.

 Toda persona necesita conocer los límites precisos de respectar. Para ello utiliza mediaciones (valores morales) que se apliquen al comportamiento concreto.

 En la aplicación de la norma existen dos posturas:

 La deontológica, que postula a la validez de la norma independientemente de las consecuencias. Deja lugar para las excepciones o recurre a principios interpretativos que asumen la importancia de la circunstancias concretas para resolver problemas éticos conflictivos. (ejemplo de excepción: matar en legítima defensa, la guerra justa, la pena de muerte ).

 La ética cristiana, que privilegia la atención al objeto moral y que defendiendo la postura deontológica, no rechaza considerar la teleología interior del obrar en cuanto orientado a promover el verdadero bien de las personas, sino que reconoce que éste sólo se pretende realmente cuando se respetan los elementos escenciales de la naturaleza humana.

 La Teleológica, que  se  atiene a las consecuencias previsibles. Cae en el "consecuencialismo" si desconoce el discurso objetivo de la norma porque reduce a la ética a una apreciación subjetiva a partir de las solas circunstancias, negando la posibilidad de elaborar un discurso capaz de orientar al sujeto en las distintas situaciones.

 También se hace la distinción entre la actitud moralmente buena o mala de la persona, y que depende la voluntad o falta de voluntad de tender hacia el bien;

 y del comportamiento moralmente recto o erróneo, que depende del juicio en virtud, del cual una acción debería o no cumplirse.

CONCIENCIA

 La conciencia es el núcleo más secreto y sagrado del hombre, en el que está solo con Dios, cuya voz resuena en lo más íntimo. Es aquella capacidad moral de la persona que le dice subjetivamente lo que es bueno y malo, y que le manifiesta su obligación moral.

 Es un juicio de la razón por el que la persona reconoce la calidad moral de un acto concreto.La conciencia bien formada es recta y veraz; formula sus juicios según la razón, conforme al bien.

 Frente a una decisión moral, la conciencia puede formar un juicio recto, conforme a razón y a la ley divina, o al contrario un juicio erróneo, que se aleja de ellas... El ser humano debe obedecer siempre el juicio cierto de su conciencia. La conciencia moral puede formar juicios erróneos por ignorancia (no siempre exentos de responsabilidad).

EL ENFOQUE DE LA LEY NATURAL

De acuerdo con este enfoque, existen siete valores fundamentales que se identifican con la esencia del ser humano.

 1. La vida  Respeto a todo lo que tiene vida (humana, vegetal, etc.).
 2. La amistad  Amor al prójimo.
 3. El conocimiento Derecho a la instrucción.
 4. Belleza  Participación en lo que uno considera bello y alimenta el espíritu.
 5. Alegría  Tener buen ánimo
 6. Religión  Participación activa de la espiritualidad y purificación del alma.
 7. Racionalidad práctica Ejercicio de una vida consecuente en la búsqueda de los valores fundamentales.

Participar de estos valores fundamentales, hacen del hombre un ser más pleno, más humano. Atentar a los mismos significa ser menos humano, se actúa anti-éticamente; se contradice la voluntad divina pretendida para cada ser.

Toda persona esta llamada al compromiso con estos valores fundamentales. De dicho compromiso se derivan cuatro principios (éticos) de justicia personal a seguir por todo hombre:

a. No contrariedad No actuar directamente en contra de un valor fundamental.
b. Libertad  A mayor libertad mayor es el compromiso con los valores fundamentales.
c. Reacción  Toma de medidas para evitar acciones contrarias a estos valores.
d. Bien común  Contribuir al bien común facilitando la participación de los demás de los valores fundamentales.

Estos principios son independientes de la cultura y tradición en la que se esta inserto.
 
 

APUNTES MINIMOS PARA UNA HISTORIA DE LA ETICA
 

ARISTÓTELES

1. Etica de la Felicidad

* Todo su concepto moral de basa en la Felicidad.

* Toda la ética del hombre consiste en organizar su vida para conseguir la felicidad. No es que se tienda a ella, sino que es una realidad inherente al hombre.

* La Felicidad es el bien supremo, su Fin y la justicia de la vida.

2. Etica de la Virtud

* La Felicidad se obtiene mediante la virtud.

* La Felicidad es la fuente de la virtud.

3. Dimensión Política o Ciudadana de la Etica

* La ética de Aristóteles tiene una dimensión política. La ética esta subordinada a la política.

* La ética se divide es:
 -Monástica: Se ocupa de la vida de la sociedad doméstica.
 -Política: Se ocupa de la sociedad civil. El bien mayor de todos es la comunidad política (es de cir, la ciudad).

4. Anotaciones Críticas

* Es elitista Acepta y justifica las diferencias de clases.

* Supone la tranquilidad del hombre libre: Es una moral para tiempos de calma y no se adapta a contradicciones.
* Se basa en Teoría y no en Praxis.

* No considera el egoísmo para querer alcanzar el fin último (la Felicidad).
 

ESTOICISMO

* Su ideal es vivir conforme a la naturaleza, imitar a la naturaleza.

* Su perfección moral es la ausencia de pasión, dolor. Consigue la ausencia de pasión por medio de:
  -No dejarse turbar ni por el destino, ni por los acontecimientos
  -Consciencia de la dignidad humana: existe una igualdad profunda entre todos los seres.
* Actúa conforme a lo que conviene a la naturaleza.

* El hombre no se siente ciudadano de una ciudad (polis), sino de una comunidad (cosmópolis).

Crítica

Individualismo:   Casi no existe la dimensión social del comportamiento ético
Orgullo perfeccionista:  Presenta al hombre reflejado sobre sí mismo; egoísta y seco.

HEDONISMO

* Es bueno todo aquello que aporta placer y es malo lo que lo impide y por lo tanto atrae el sufrimiento. La magnitud máxima del placer es la eliminación de todo dolor.

* No es posible vivir placenteramente sin vivir sensata, honesta y justamente. Quién no consigue estos presupuestos no puede vivir con placer.

* Por medio del poder y la realeza se procura la seguridad frente a otros. Si la vida es segura, se ha conseguido el bien de la naturaleza.

* Ningún placer por si mismo es un mal.

* No se acrecienta el placer de la carne si no se ha extirpado el dolor. La carne concibe los límites del placer como ilimitados.

SANTO TOMAS

* La moral se organiza en torno al esquema de las virtudes:
 -Las 3 teologales (Fe, Esperanza y Caridad)
 -y las 4 cardinales: (Prudencia, Justicia, Fortaleza y Templanza).

* Su fin es llegar a Dios por medio de la vida en caridad.

DESCARTES

* El ideal ético queda reducido a una situación providencial o de "Mientras Tanto". Mientras tanto se resuelve la duda teórica.

* Sus máximas:
  -Obedecer las leyes y costumbres del país, conservando y manteniendo la religión.
  -Ser libre y resuelto en las acciones.
  -No anteponer los deseos personales al orden del mundo. Obrar lo mejor posible.

Críticas

* Inseguridad
* Hace de la "Duda" el método de su filosofía. No admite ninguna verdad sin que se admita la duda. Busca no errar.
* Todo es falso... menos su existencia. No hay nada cierto sino él.
 

KANT

* Sustituye la moral del bien y la Felicidad, por una moral del puro deber.

* Elimina de la ética todo lo que supone interés. Aunque el bien forma parte de la actuación del hombre, nunca puede dejar de jugar un papel formal (de motivación determinante) en la intención del acto moral.
* Radica la bondad moral en la "Buena Voluntad".. Sólo puede encontrarse el valor moral en la voluntad humana.

* El Reino es el enlace entre los hombres y las "leyes comunes". Más, como las leyes determinan los fines, puede pensarse que "todo" es un todo de fines.(tanto de los seres racionales como fines en sí como también de los propios fines que cada cual puede proponerse) en enlace sistemático. Es decir, "un reino de fines". Todos los seres racionales están sujetos a la ley de cada uno y respecto a los demás, y por lo tanto, nace un enlace sistemático de los hombres por leyes comunes. Como esas leyes proponen referir a los seres unos con otros como fines y medios, puede llamarse "un Reino de Fines".

 El criterio fundamental para una ética de la persona, es la consideración del hombre como un fin en sí y la idea de las relaciones interpersonales como un reino de los fines en sí.
 

MARX

 El hombre gira en torno a los siguientes conceptos:

 La Praxis:  Ya que el hombre es un ser que transforma la naturaleza con su trabajo, es decir transforma las relaciones de producción.

 Alienación:  Por la separación entre el trabajador asalariado de un trabajo que no le pertenece y por lo tanto, para liberarse de esta esclavitud, se debe apropiar del trabajo, para de este modo dejar de vivir alienado y ser libre.

 El hombre nuevo: Vive en un mundo sin explotación, sin propiedad privada, sin la división entre la burguesía y proletariado. Mundo en que se ha superado toda alienación.
 

NIETZCHE : Testigo del vacío moral

* Protesta contra la pretensión de pretender la existencia humana desde una moral de esclavo (frente a Dios) o de rebaño (somos todos iguales).

* Lo único que justifica la moral es la voluntad del dominio. Toda moral sana esta dominada por el instinto de la vida. Supone cambiar la moral de esclavo por la moral de los "señores". La bondad tiene su origen en los hombres superiores (por situación o elevación del alma).

* La meta del hombre es el Superhombre (que se determina por la voluntad del poder; el hombre cuya creencia es lo que se quiere desde la voluntad del poder).

UTILITARISMO
 
* Lo decisivo es conseguir la mayor suma posible de placeres (en cantidad y calidad).

* El placer y la exención del dolor, son las únicas cosas deseables como fines.

* Se entiende por felicidad el placer y la ausencia del dolor. Se entiende por infelicidad, el dolor y la ausencia de placer.

* Existe una jerarquía de placeres

* El ideal moral utilitarista: Ama al prójimo como a ti mismo.
 
 

 ETICA Y EMPRESA

EL SENTIDO DE LA ETICA EMPRESARIAL

En el mundo empresarial, la falta de honradez puede ser beneficiosa económicamente. Se puede decir que un negocio ha sido bueno no solo porque se han beneficiado ambas partes sino porque uno ha sacado mayor provecho del otro. Se establece que un negocio bueno en el sentido moral, es un mal negocio en el sentido económico. Ya que en el sentido moral se busca un acuerdo beneficioso sincero para ambas partes, y en el sentido económico se busca sacar el mayor provecho (a veces a costa de la ingenuidad o ignorancia de la otra parte). La ética no es un ingrediente para triunfar en los negocios. En estos casos se verificaría que el comportamiento inmoral convertido en norma (aceptación general) se hace un elemento de difusión. Sin embargo, hacer honradamente el propio trabajo es una de las exigencias radicales del hombre en cualquier cultura.

Una buena actuación ética es simultáneamente una buena actuación profesional. La ética descubre en los hombres algo de más valor que la simple actuación. Para el cristiano es el reflejo, en las actuaciones humanas, de la voluntad de Dios, con el que se mantiene una relación personal, que es la oración.

La ética empresarial es una exigencia de la persona, cualquiera sea su trabajo. La ética empresarial,  supone que sus principios son los mismos de la moral general. Si genuinamente se mantiene una preocupación por los empleados (calidad y ambiente, remuneración, sentido de familia, incentivos, seguridad) proporcionandoles "dignidad y respecto", el trabajador estará feliz y motivado por producir calidad. Este estado de ánimo, sentido de felicidad, es en sí una cuestión ética. La ética empresarial significa actuar consecuente con los hechos en un ambiente que no solo procura el respeto y dignidad de sus empleados, sino que se presenta frente a la sociedad de manera honrada, veraz y honesta , más idealmente en la procuración del bien social.

¿SUPONE LA ETICA UN LIMITE A LAS OPORTUNIDADES DE NEGOCIOS?

La búsqueda de la rentabilidad no consiste en oponerse a la ética, pues existes cualidades gracias a las que se trabaja más y mejor; y porque hay varias otras dimensiones de la vida que suponen límites a la rentabilidad, ej: las normas son buenas para todos, aunque en un momento particular no me favorezcan. Es decir, la respuesta a esta pregunta podría ser "ni solo, ni siempre". Las consideraciones éticas suponen el elemento de racionalidad en los análisis empresariales. La ética resulta ser una dimensión inexorable de la actividad humana y empresarial.

1.1 Analizar y ejecutar, demostrar y convencer

En la toma de decisiones, los ejecutivos buscan minimizar el riesgo por medio de la obtención de exhaustivos análisis, demostraciones y proyecciones empíricas. Sin embargo, pocas veces se considera que elemento adicional, el sexto sentido, el sentido común y el sentido ético. Hay ámbitos del saber a los que pedimos demostraciones; y otros a los que pedimos persuasiones. Las decisiones éticas pertenecen a este segundo ámbito de conocimiento. Los  datos empíricos son siempre necesarios, pero no son el último factor determinante a la hora de decidir. Hay un sexto sentido que nos insinúa si un buen negocio es o no bueno.

En el lenguaje ético, la dificultad para saber cuándo una acción humana es buena o mala, es similar a la de preguntarse si un negocio será bueno o malo: no tenemos seguridad, pero tenemos una idea suficiente para saber si una decisión es razonable (la experiencia como referencia juega un papel determinante). Toda decisión conlleva implícito un riesgo, que no sabremos con certeza hasta ejecutar la acción, hasta intentarlo. No basta con contar con las mejores herramientas, para pasar del análisis a la ejecución hay que estar convencidos, hay que preveer las consecuencias y responsabilidades. Hay que asumir el riesgo. El paso del ser al deber ser conlleva riesgos. Esto es lo que básicamente tiene en común la ética y los negocios.

1.2 El esfuerzo y el éxito

Los conceptos que normalmente se manejan en el mundo empresarial tienen connotaciones intangibles y diversas según el concepto que cada uno tiene  (el éxito puede ser entendido por unos como la obtención de mejores participaciones de mercados, o de mayor rentabilidad o de prestigio, etc.), por lo tanto no se pueden juzgar como verdaderos o convenientes desde la perspectiva de lo cuantificable. Muchas veces connotamos al éxito en forma excluyente del que no lo tiene. Se podría decir que su obtención logra significado en cuanto otros  no lo logran. En materia ética dentro del mercado empresarial, no se debe buscar el éxito impidiendo o buscando que otros lo logren también.

1.3 Trabajo y empleo no son lo mismo

En la medida que consideremos la realidad laboral desde el punto de vista de una necesidad dignificante del ser humano, miraremos al trabajo bajo un profundo sentido de solidaridad.

Trabajo y empleo no es lo mismo. El empleo es bien escaso, y el trabajo es una necesidad natural. El trabajo es la principal fuente de la realización personal. Otorga dignidad al hombre, sentido de pertenencia, de responsabilidad; sentido de ser útil. Solo bajo perspectiva de la dignidad de la necesidad de trabajar se puede enfocar la solidaridad.

1.4 La ética empresarial no es un valor añadido

la ética es un valor intrínsico de toda actividad económica y empresarial, ya que cualquier actividad empresarial incluye al ser humano. La ética es una exigencia que se hace más significativa mientras mayor es la complejidad social. Si la ética se encuentra inserta en toda actividad empresarial, no puede ser considerada como un Valor Agregado sino como un Valor Componente.

LOS VALORES

Los valores éticos se sustentan en el campo de lo moral; en la vida de alteridad y en el encuentro con los demás, con sigo mismo y con lo que nos rodea. Los valores éticos realzan la libertad del ser humano; nos ayudan a guiar nuestras acciones y elecciones individuales. Los gerentes buscan manejar el clima ético en las organizaciones buscando la manera en cómo dichos valores pueden participar en sus negocios.

Algunos valores éticos en el marco empresarial:

 Las empresas debieran ser conformadas por propósitos responsables  dirigidos a la consecución de valores éticos para con la comunidad y los empleados. La actividad empresarial de una organización afecta a muchos grupos constituyentes (proveedores, accionistas, clientes, consumidores, competencia, comunidad general, etc.). Se exige de ella una actitud responsable para con dicha comunidad, ya que su comportamiento le repercute directa o indirectamente. Ser responsable significa dirigir la empresa midiendo el impacto de su actuación en estos grupos, respetando sus derechos e intereses legítimos. Se requiere evitar el engaño y la desinformación. La honestidad requiere de la rectitud y sinceridad con la información demandada por la comunidad. Las señales que entrega una empresa afectan muchas personas, que confiando en la información, toman decisiones que a su vez afectan a otros. La comunidad confiará en estas señales en la medida que sean honestas.

 Además, la confianza necesita del reconocimiento de compromisos implícitos en las promesas. La competencia leal y la consecución por la calidad real son parte de la confianza. Su quebrantamiento perjudica directamente a las personas.

 Se debe poner especial atención en tratar de actuar justamente tanto en el otorgamiento de oportunidades al interior de la empresa, como frente a todos aquellos grupos que tienen relación directa o indirecta con el quehacer de la organización.

 Se debe también evitar someterse a influencias impropias, favoritismos basados en intereses personales o presentar conductas que afecten la integridad de los ejecutivos. Los gerentes deben tratar de asegurar que sus empleados no caigan en este tipo de influencias. Actuar con integridad supone un comportamiento leal frente a las obligaciones y tareas que se deben emprender, en el marco de la confianza depositada al empleado. En su más completo sentido, se debe actuar conforme a las convicciones a los requerimientos morales, auque presuponga un costo.

 El respecto, significa reconocer que los individuos sostienen relaciones fuera de la empresa, poseen autonomía,  privacidad, dignidad, derechos y necesidades.

 Por otra parte, los ejecutivos deben procurar el respecto a la propiedad intelectual y privada, poniendo especial cuidado cuando la actividad comercial involucra la propiedad ajena (pública o propia de la naturaleza).

En suma, el comportamiento basado en estos valores beneficia a toda la sociedad, a la empresa y a la economía en la cual se encuentra inserta la empresa. Los principios forman la base de la confianza y cooperación; también contribuyen a la moral de los empleados. Es especialmente importante el sentido de  orgullo por parte de los empleados en su productividad y actitud general, cuando visualizan  pertenecer a una organización que define los valores éticos como un estilo de vida.

MAS ALLA DEL "FRAUDE DEL CAPITALISMO CRISTIANO" Y DEL" MITO DEL SOCIALISMO CRISTIANO"

Tanto el capitalismo como el socialismo se oponen al cristianismo y a las enseñanzas de la iglesia. La ley básica de capitalismo es la competencia y afán de lucro. El socialismo decreta que el odio y la lucha de clases es el fundamento del progreso. Tanto el capitalismo como el socialismo tienen una matriz económica y material que se basa en último término, en la deshumanización de la Antropología, a pesar de las relecturas cálidas y éticas que ensayan. Lamentablemente no existe una solución cristiana alternativa como sistema ad-hoc a la realidad presente (el mensaje evangélico por ejemplo, no entrega soluciones concretas a los problemas socio-económicos)  y por lo tanto,  podría pensarse que la posible solución estaría radicada en una mezcla de sistemas; sin embargo esta mezcla (tercera vía), podría fundamentarse desde una perspectiva teológica, cuando su discurso se incorpore al análisis económico y social . La tarea del teólogo moral no puede formular juicios de valor, sino más bien, al considerar la opinión de otros expertos (historiadores, políticos, economistas, sociólogos, sicólogos, etc,) y agentes sociales y políticos,  propone en el análisis político-cultural, algunos valores orientadores según sea el contexto, formulando orientaciones educativas que permitan la formación de agentes responsables y decididos a establecer cambios en cuanto a situaciones de injusticia, explotación, etc.

Un modelo más coherente con el evangelio: Hacia la Democracia Económica:

Postular a la democracia económica (no como tercera vía, sino como una fórmula nueva), puede adelantar algunas propuestas cuya aceptación general favorecería la creación de un futura más humanizador.

Las líneas más fundamentales de un modelo de sociedad, en que la economía pueda estar al servicio del hombre y abierta a una democracia económica , exigen  al menos:

a. Que la economía cuente con una planificación democrática
b. Participación de los agentes en su elaboración
c. Que la propiedad de los medios de los producción se encuentre regulada conforme a objetivos comunitarios.
d. Participación de la comunidad en la vida económica , teniendo acceso a la información.

Se plantea comenzar la marcha del cambio venciendo la irracionalidad, inhumanidad e injusticia del sistema socio-económico en que vivimos, sistema que no hemos elegido sino que se encuentra impuesto, mediante las acciones (desde una perspectiva cristiana) que busquen una real modificación del sistema económico-social a partir de una conversión  interior primeramente y  luego exterior, identificándose con Jesús como hombre libre y solidario en el seno de la comunidad, para lograr justicia, equidad y humanización.

EL SUFRIMIENTO
 

Pareciera ser que el sufrimiento humano no se puede transferir a otros. Es más, el que sufre lo hace en forma individual, único y desamparado. Aun cuando se intente transmitir este sentimiento o sensación vivida, el receptor jamás lo experimentará de igual manera. La respuesta de esta imposibilidad se basa en que el hombre finalmente está solo.

 

El hombre sufre de variadas maneras, incluso no consideradas por la medicina, ni siquiera en sus diversas ramificaciones. El sufrimiento es algo más amplio que la enfermedad. Una cierta idea de esto viene dado por la distinción entre sufrimiento físico y sufrimiento moral. Esta distinción se basa en el elemento corporal y espiritual como el inmediato o directo sujeto del sufrimiento. El sufrimiento moral es dolor de alma. Es el dolor espiritual.

La Biblia es en sí un relato sobre el sufrimiento. Desde el Antiguo Testamento ya se presenta el sacrificio de Abraham con su hijo Isaac, la agonía de Job; el llanto de Raquel por sus hijos, etc.

El hombre sufre cuando experimenta un mal. En el vocabulario del Antiguo Testamento se pone en evidencia como identidad la relación entre sufrimiento y mal. Así pues, la realidad del sufrimiento es cuestionada por la esencia y sentido del mal.

El cristianismo proclama la importancia de la existencia misma como bien y el bien de lo que existe, fruto de la bondad del Creador y el bien de las criaturas. "Hasta que no llega a encontrarse definitivamente con su bien último que es Dios, la libertad significa la posibilidad de elegir entre el bien y el mal"( Catecismo de la I. Católica #1732).

Por otra parte, el hombre sufre a causa de un bien del que él no participa, del cual es en cierto modo excluido o del que él mismo se ha privado. En efecto, el hombre sufre por la existencia del mal que está siempre referido, de algún modo, a un bien. La ultima frase de la oración de Jesús "y libranos del mal" nos da a entender el mal no como conclusión abstracta sino como satanás o el ángel caído.

Muchas veces nos hemos preguntado ¿porqué? Del sufrimiento ¿porqué Dios permite el sufrimiento, la muerte, el mal? Aunque esta sea una pregunta acerca de la causa, la razón; una pregunta acerca de la finalidad (para qué); en definitiva, acerca del sentido. Solo el genero humano cuando sufre, tiene consciencia de ello y sufre más profundamente, si no encuentra una respuesta que lo satisfaga, causándole angustias y desolación. Estas preguntas no tienen respuestas mas que aquellas que establecen su causa en la misma naturaleza humana corrompida a partir del pecado original.

Para el cristiano, el mal, está vinculado al pecado y a la muerte, por lo que se juzgará al hombre con gran precaución ya que conlleva el pecado original en si mismo, como origen del mal.

De modo parecido sucede cuando se trata de la muerte. Esta muchas veces es esperada incluso como una liberación de los sufrimientos de esta vida. El alma sobrevive y subsiste separada del cuerpo, mientras el cuerpo es sometido a una gradual descomposición según las palabras de la biblia "Polvo eres y en polvo te convertirás". Siendo la muerte una liberación y acercamiento hacia la divina misericordia de Dios, ésta es mirada como la culminación del mal. Pues "bien" es respectar la vida (no al aborto), dar vida (si a la familia), conservar la vida (no matarás, no te matarás) y cuidar al prójimo de ello. Cuando Caín responde a Dios dice "¿acaso soy yo el guardián de mi hermano?"..., por cierto, todos somos guardianes de nuestros hermanos. Esta en una afirmación basada en el vínculo moral con Dios al cual estamos llamados por ley divina.

 

Jesús libera al hombre del pecado y de la muerte. Borra de la historia el dominio del pecado que se ha radicado bajo la influencia de Satanás, a partir del pecado original, para darle al hombre la posibilidad de vivir en gracia santificante. Quita también el dominio de la muerte, abriendo con su resurrección el camino a la futura resurrección de los cuerpos. Ambas condiciones son esenciales para obtener la vida eterna, es decir la perfecta común-unión con dios, la felicidad suprema y el descanso eterno.

Por último se debe entender que el sufrimiento conlleva un sentido sobrenatural y humano a la vez. Sobrenatural, porque contempla el misterio de la redención del mundo, y es también humano, porque en él el hombre se encuentra a sí mismo, su propia humanidad. El misterio de la redención del mundo se encuentra dentro del sufrimiento, y éste a su vez encuentra en ese misterio su punto de referencia supremo.
 
 

VIII. ETICA Y FINANZAS

 

Hoy en día el valor de la información es innegable y quien tiene acceso a ella, tiene el verdadero poder. La mayor parte de los intercambios comerciales que realizamos son intercambios de información. "Las super autopistas de la información son, al mismo tiempo, super autopistas del dinero". El dinero aparece como consecuencia del trabajo, y una de las consecuencias de su división es la aparición el dinero.

 

Con la aparición del dinero "cambia la naturaleza de las cosas"(Sir J.Locke). Acumular dinero puede verse como la acumulación de futuro (asegurarse vivir sin trabajar) o acumular pasado (mi trabajo, mi inteligencia e inversiones realizadas, me permitieron obtener y amasar una cantidad de dinero). El dinero es una forma de medir tiempo, muchas veces relacionado con el trabajo realizado o por realizar.

 

Además de su posibilidad de intercambio, el dinero ejerce un valor de proyección (uso). El valor de cambio y el valor de uso son dos ámbitos con consideraciones éticas. Manejar dinero conlleva consecuencias éticas.

 

En el sector bancario se juntan los ahorrantes y los inversionistas, es decir, el pasado (el ahorro producto del trabajo) y el futuro ( inversión por realizar). Pasado y futuro se necesitan. Carecería de sentido acumular dinero sin invertir, sin proyectar. La banca en estos casos, posee la capacidad de realizar la función social de ser el tomador de riesgo por un lado, y por otro, generador de confianza en el sistema. "Las grandes crisis financieras son por falta de confianza generalizada de los inversionistas y ahorrantes". La banca se basa en el confianza y así, la reputación es uno de sus principales activos y a su vez, uno de sus primeros problemas éticos. La comunidad le deja al Estado la tarea de supervisar las evasiones de impuestos o que las políticas de crédito supongan un bien futuro para la misma comunidad.

 

La usura, los robos de los empleados, las escusas mentirosas, las altas tasas por comisiones injustas (muy pocos consumidores saben que las comisiones son negociables) , la inexistencia del secreto bancario, etc, son consideraciones éticas que tipifican la banca "comercial" pequeña. En las grandes corporaciones aparecen los sobornos a poderes públicos, el acceso a la información privilegiada; la evasión de impuestos y el espionaje.

 

La confianza, base del negocio bancario, se genera entre personas. Estas son el cliente y por lo tanto debe procurar darle el mismo trato que empresas. Un trato digno es procurar hacerse cargo de las necesidades de los clientes que buscan una solución. Lo que normalmente ocurre es el popular "endoso del problema a terceros".

 

Los clientes son la principal fuente de información de las empresas. Hay que escucharlos para mejorar el negocio y conseguir una mayor fidelidad del cliente.

 

La banca cuenta con una alta responsabilidad social derivada de su influencia ética contra todos aquellos que giran en torno a sus actividades, por ejemplo deberá mantener informado a los accionistas de los planes más importantes). En la realidad se puede fácilmente confundir a la autoridad cuando quienes dirigen las empresas ocultan o manipulan la información a sus accionistas. Cuanto más repartida se encuentra la propiedad más importante resulta saber quién es la autoridad y qué conflictos de intereses se originan.

 

A la banca no se le puede pedir comportamientos altruistas porque simplemente no sería parte de su naturaleza. Lo importante es que debe jugar el papel que le corresponde en la economía. La responsabilidad social es una parte esencial del negocio bancario ya que cuenta con una actividad de largo plazo.

 

El mercado económico así como sus valores particulares se encuentran sustentados principalmente bajo la confianza, tanto de las políticas económicas claras del Estado como de los mismos inversionistas de la economía. De lo contrario colapsa inevitablemente. Todo aquello que viole la privacidad o desvirtúe la transparencia, debe considerarsele económicamente inmoral. La ética es lo que hace eficaz al mercado, en virtud de su transparencia y por lo tanto de su confianza. Un ejemplo de ello es el comportamiento ético de los agentes económicos y de los operadores de valores, en cuanto a su responsabilidad al manejar información confidencial "aprovechable"; el respeto por el secreto profesional, etc.. La ética permite mantener una mayor eficacia y transparencia de todo el sistema económico de un país.

 

 

ETICA E IMPUESTOS

 

Contribuir con los sectores más necesitados, buscar de la equidad y justicia social es una obligación "vinculante" en la conciencia. El concepto de justicia tiene su fundamento a partir de cuatro vertientes: - El Estado como promulgador de leyes para la comunidad política; - Recaudar impuestos para fines sociales exigidos por el bien común y para una mayor equidad de la riqueza; - Determinación del objeto gravable; - Gravar conforme a una proporcionalidad justa de la riqueza. El juicio moral sobre los impuestos tiene que ver con a) la actividad fiscal y financiera del Estado, por un lado y por el otro, b) con el comportamiento del contribuyente.

 

a) El resultado fiscal (entradas y salidas) del Estado es una cuenta débilmente difundida y susceptible a interpretaciones. La falta de conocimientos técnicos de la comunidad para entender los aspectos esenciales de sus resultados permite la vaguedad de su difusión. En cuanto a los impuestos, se cuestiona la validez del concepto "impuesto justo", en cuanto al uso de lo recaudado, en cuanto al objeto gravado, en cuanto al método de determinación tributaria, en cuanto a hacer justicia con las personas afectadas.

 

b) El contribuyente por su parte, cuestiona el concepto ético a partir de la pregunta sobre la razón (justificación) y destino del tributo.

 

La confianza en el buen aprovechamiento del tributo es vital para proclamar la obligación de las personas en cumplir con su "deber como contribuyente". Sin embargo si esta confianza es cuestionada, la comunidad hará lo posible por buscar mecanismos que le permitan no enfrentarlos. En la práctica, nunca se tiene certeza del destino del tributo. Esto resulta una realidad en la mayoría de los países del mundo y más aun si se trata de un país subdesarrollado. La evasión tributaria y la corrupción van de la mano y es el lema de cada día en las esferas políticas.

 

La corrupción no tiene que ver con los bajos sueldos (sería muy liviano afirmar esto). Tiene que ver con la codicia.

 

En materia tributaria el Estado debe actuar conforme a ciertos principios morales, tales como:

 

* "El Estado tiene el deber" y obligación moral de establecer un sistema justo de impuestos, que busque el bien común. El bien común es el "conjunto de condiciones que la sociedad ofrece a cada individuo para poder vivir una vida digna, gracias a sus propios esfuerzos".

 

Aunque el Estado tiene esta obligación moral de "establecer un sistema justo", esta justicia se pierde al momento de su implementación, debido a la subjetividad del concepto "Justo". Que sea adecuado para promover el bien común y atender las necesidades de la sociedad, también se pierde por cuanto las necesidades antes de ser colectivas son individuales: trabajo, salud, educación, vivienda, dignidad. Por lo tanto, mal puede el Estado ejercer esta obligación. En la práctica, juega a que puede lograrlo y la sociedad juega a que el Estado logrará hacerlo por cuanto ha sido elegido democráticamente. Al final, siempre los triunfos morales (éstas corresponden a excusas de los gobiernos frente al incumplimiento de lo prometido, escondiéndose en frases como "se hizo lo que se pudo", o "nos acercamos más") sobrepasan los triunfos reales. Un ejemplo de ello es la utopía de la erradicación de la pobreza o el logro de la equidad.

 

* El Estado tiene el derecho y obligación moral de "cobrar" en forma justa los impuestos establecidos. Si el Estado no ejerce mecanismos de recaudación de los tributos, el contribuyente no cancelará por voluntad dicho tributo. El Estado no tiene herramientas para recaudar del comercio informal.

 

* El Estado tiene la obligación moral de "aplicar" los ingresos fiscales de manera eficiente para atender a las necesidades sociales (bien común y otras necesidades). El Estado debe usar el tributo en forma eficiente. Se debe velar por la inexistencia de abusos en la utilización de los tributos.

 

* Debe además disponer la determinación del impuesto en forma "proporcional" a los ingresos. Al establecer un impuesto el Estado debe medir el impacto el la dignidad de las personas.

 

El contribuyente por su parte deberá actuar moralmente conforme a:

 

* Pagar los impuestos en la medida que sean justos utilizados para el bien común y otras necesidades de la sociedad. Para poder afirmar si un impuesto es justo o no, deberá ser sometido al cumplimiento de las cuatro condiciones ya mencionadas (la autoridad que legisla, el fin para el que se reclama el tributo, el objeto gravado y la proporción exigida).

 

* El impuesto será justo mientras no se compruebe lo contrario. La duda favorece a la autoridad. Este es el típico caso de "pague primero y luego hablamos".

 

* En el caso que haya duda en la utilización del tributo, existen las siguientes obligaciones moralmente: Contribuir a la realización del bien común hasta por el importe del tributo y evitar evadir el pago del impuesto por medio de cualquier mecanismo que pudiera interpretarse como corrupción.

 

El fundamento de la obligación moral de pagar tributo, radica en la confianza que le entrega la sociedad al Estado al conferirle la responsabilidad de velar por el bien común. Se le ha encomendado al Estado esta tarea, y por lo mismo la sociedad debe controlar que se cumpla y le corresponde a ella suministrarle los recursos económicos necesarios.

 

Como el "principio de equivalencia" no es aplicable en el campo de los impuestos, se obliga a plantearse los criterios para fijar la cuantía en que cada persona debe contribuir a financiar el gasto público.

 

Para determinar el criterio sobre el cual se debiera aplicar el impuesto, se rechaza considerar el "principio de la justicia conmutativa" (equivalencia entre lo que se da y lo que se recibe) ya que la imposición (por ley) excluye esta equivalencia. El "principio de la capacidad de pago" donde la contribución sería proporcional a la capacidad económica de cada contribuyente, no considera el efecto que sobre cada contribuyente se presenta al desprenderse de una parte de su renta, por lo que también se excluye. Se rechaza además el "principio de sacrificio igual" (por ejemplo el Impuesto al valor agregado), porque la contribución de cada uno supone un sacrificio mayor para aquellos de menores ingresos. Si se quiere implementar un sistema de pago que signifique el mismo sacrificio para todos, entonces, se deberá optar por el "sistema tributario progresivo", donde el monto a pagar crece más que proporcionalmente a la capacidad de pago de cada uno. Este criterio pareciera ser aquel que más se acerca a la efectiva finalidad redistributiva.

 

Se entiende que la progresividad no es aplicable por igual a "cada género de tributo". En virtud que la imposición indirecta conlleva un efecto regresivo, sobre todo aquellos que gravan el consumo de bienes más necesarios. El impuesto sobre la renta, es entre los "impuestos directos", es el que posee mayor capacidad progresiva.

 

En cuanto a la estructura del sistema impositivo, cabe preguntarse respecto de la determinación y monto de la cuantía. Los recursos impositivos deberán estar en función de las necesidades "correctas" que el Estado debe satisfacer.

 

El sistema tributario exige contemplar el destino de los recursos recaudados. Uno de los temas a considerar es la llamada objeción fiscal, que se aplica en relación a los gastos destinados a la defensa. Consiste en sacar de la contribución de la renta, un porcentaje igual al que representan los gastos de defensa militar en los gastos totales de la nación, para destinarlos a una institución con fines pacifistas o humanitarios. Sin entrar a explicar el significado ético de la carrera armamentista, no se puede desconocer su sentido profético.

 

En conclusión, tras el sistema impositivo se deberá velar por los principios morales tanto para el Estado como para los contribuyentes. El escepticismo de estos últimos respecto de la eficacia del Estado en la utilización de lo recaudado, proviene de tantos y tantos casos de corrupción a través de la historia. A medida que pasan los años, más casos de corrupción de conocen.

 

Existe un escepticismo general respecto a la eficiencia del sector fiscal en todo orden, más aún en cuanto a materias de administración de dineros. El sistema impositivo debe iniciarse restaurando la confianza en la sociedad, demostrando que el Estado puede ser un buen administrador del dinero y dando cuenta a la ciudadania del destino eficaz de los mismos conforme al sentido del bien común (la pregunta que cabe es si el financiamiento de campañas políticas son o no parte del este concepto de bien común), y por otro, instaurando un profundo sentido ético respecto del papel que juega el contribuyente.

 

 

IX. LA CONDICION FEMENINA Y ETICA CRISTIANA

 

Para comenzar hablando de la condición femenina debemos primero ver lo que entendemos por femenino. Desde el punto de vista teórico de la "condición femenina" se presentan tres referencias: a) el sexo (base bio-genital); b)vida humana, vivencia del proyecto de vida como mujer; y c) la referencia de la ideologización, que al tomar en cuenta las dos referencias anteriores, se proyecta "mediante la configuración ideológica y simbólica de lo femenino".

 

a) Diferenciación sexual

 

La diferenciación de la sexualidad humana se concreta en el sexo hormonal y cromosómico. La "mujer" en la especie humana se constituye por medio de la fórmula cromosómica 44A+XX debido a la presencia del ovario y la actuación general de hormonas sexuales femeninas. El concepto teórico de la condición femenina se configura por la realidad de ser "la mujer" dentro de la especie humana.

 

b) La Mujer en cuanto a proyecto vital humano

 

La diferenciación sexual produce diferencias en los ámbitos en que tenga significación la sexualidad.

 

Existe un proceso mediante el cual la mujer biológica se convierte psicológicamente en "mujer". El cuerpo según sea hombre o mujer, tiene un papel capital cuyo sentido del cuerpo femenino o masculino, interpretará la inserción social durante los primeros años.

 

El ser Mujer pertenece no solo al aspecto psíquico sino también al sociocultural. Al presentar las formas culturales femeninas, estudios de antropología cultural han resaltado la condición histórica de ser mujer. A este nivel de desarrollo de "Mujer", es donde la ética realiza su aporte para orientar las realizaciones históricas de la condición femenina.

 

c) Estructura ideológica y simbólica de lo femenino.

 

Las categorías femenino y masculino tienen una gran capacidad ideologizadora y simbolizadora. El sexo regula y enmarca inmediatamente la clasificación de las expectativas y modo de ser en la vida humana.

 

FUNCION CRITICA DE LA TEORIA ETICA SOBRE LA MUJER

 

Una de las realidades en las que ha existido evidente manipulación ética, es en la visualización de la mujer. La ética ha proyectado sobre la mujer, construcciones morales erróneas a lo largo de la historia y que han manipulado su condición femenina (^ethos) en bien de intereses particulares.

 

La manipulación consiste en deducir una serie contenidos éticos a partir de una concepción errónea aceptada por verdad. El error queda asumido como verdad. A través de la historia muchos errores se han contemplado como verdades, básicamente por ignorancia. "Por ignorancia culpable", es decir en consciencia, se han aplicado concepciones éticas erróneas a la mujer. No podemos olvidar que muchas síntesis morales occidentales fueron construidas en la época pre-científica, en lo que respecta a los conocimientos de la sexualidad. Como ejemplo de estos errores biológicos traspasados a la categoría ética en cuanto a la mujer tenemos: La mujer es un hombre defectuoso (axioma latino de la edad media); que la mujer ocupa un papel pasivo en la generación. Los dos factores de la procreación eran el semen paterno y la sangre materna. Por ésta, el embrión se formaba a partir de la fuerza activa de dicho semen; por último, que en virtud de útero de la mujer se define tanto su belleza física como su destino (ss.XIX).

 

Otra manera de manipulación ética de la mujer consiste en "leer" sus datos biológicos con un "prejuicio preconcebido". Se trata de definiciones interpretadas a partir de la misma concepción de una categoría de ser humano imperfecto o inferior explicada a partir de su sexualidad biológica, y que además explican la concepción psicológica a partir del cual se proyecto el ^ethos del hombre y de la mujer. En efecto, la psicología moralizante ha condicionado notablemente el comportamiento de la mujer.

 

Por otra parte, existe la manipulación ética a partir de la reducción de la mujer al concepto de peligrosidad y objeto de pecado para el hombre.

 

FUNCION CONSTRUCTIVA DE LA TEORIA ETICA SOBRE LA MUJER

 

La mujer puede ser relacionada con la ética en las tres dimensiones de ésta: En cuanto a producción científica (ethica docens), en cuanto moral vivida (ethica utens) y en cuanto a contenido moral(utopía moral).

 

Si la historia de las mujeres, la ética, la ética de la mujer, la ciencia ética, han sido realizadas y definidas por los hombres, entonces, el verdadero sentido de las cosas aun no se conoce. El hombre ha representado una realidad masculina de la mujer, ha representado una historia ética sesgada, ha interpretado a la mujer de manera sesgada (y errónea). Para una visión verdadera falta incorporar lo que las mujeres tienen que decir al respecto, en el entendido de respetar y oír su aporte y asimilarlo en nuestro mundo de prejuicios para sacar una conclusión más general y verdadera. Si el hombre ha escrito la historia femenina (prejuiciada), entonces el punto de vista masculino prevale. Si lo hace la mujer, entonces prevalece el sentido femenino. Se reconoce pues que falta de una parte y que corresponde al de la dualidad, de lo contrario queda incompleta la construcción del sentido ético, moral e histórico de la mujer. Ambas realidades humanas existen. La práctica solo ha reconocido a una. "En efecto, podemos decir que una de las virtudes de la mujer, es que en un momento dado, puede pensar como hombre, pero nunca el hombre podrá pensar como mujer".

 

La moral formulada ha de ser planteada desde un condición dual. Por lo mismo deberá contener las dos dimensiones de la realidad humana: los problemas han de ser resueltos desde ambas perspectivas.

 

El sentido y condición moral de la mujer puede estar condicionada a la diferencia sexual. También tendrá gran influencia el seno familiar como fuente primaria de su moralidad, luego se vigila la inteligencia, medio social, educación, religión, cultura y otras que enmarcan una moral a partir del referente "moral natural".

 

 

LA MUJER EN CUANTO CONTENIDO ETICO

La pregunta en cuanto al contenido ético de la mujer se concreta en la forma de entender éticamente la relación primaria de el hombre y la mujer (los sexos) en la especie humana. El universo moral de la mujer estará condicionado a la ética de la relación de ambos sexos. Esta configuración primaria repercute ademas en la visión ética de toda la sociedad humana. El hombre no esta llamado a vivir en soledad. Para el cristiano, Dios crea a la mujer, compañera del hombre pero bajo una condición de igualdad (hijos de Dios). La relación de igualdad conduce a la integración de las condiciones femenina y masculina para encontrar la complementariedad, como lo establece Gen2,25 "vendrán a ser los dos una sola carne".

 

El contenido ético de la mujer, por lo tanto, se reduce a la igualdad recíproca (constituida por la relación) e integradora (constituyente de la relación).

 

LOS PRINCIPIOS BASICOS DE LA ETICA FEMINISTA

 

Para hablar de ética feminista debemos primero hablar de su condición femenina. Para comprender ésto debemos diferenciar los conceptos : a) sexo (femenino vs masculino) y b) género (femenino vs masculino). La definición femenina se define inicialmente a partir de su sexo (la diferencia sexual es la gran diferencia de toda la especie humana). La ética femenina (si es que existe) es aquella realizada por la mujer, formulada desde la perspectiva de la mujer. La ética feminista, es la denuncia de la asimetría sufrida por la mujer por su condición femenina (a partir de la alienación causada por el "sexismo"), y la búsqueda por la reivindicación de la dignidad de la mujer y de su igual derecho a la realización en todos los aspectos humanos (el hombre ha marginado -y margina- a la mujer desde siempre. Este ha sido uno de los errores histórico impunes y carentes de ética más grandes cometidos por la ignorancia del hombre jamás contada).

 

Tres son las principales formas de feminismo que se presentan en la actualidad y con las que la teoría ética puede sentirse vinculada:

 

Feminismo de la igualdad: Reivindicación de la mujer en su calidad de ser humano (mujer igual al hombre). Feminismo de la diferencia: Diferencia en cuanto a originalidad exclusiva y no referenciada. Feminismo de la liberación: Realza la vinculación de la opresión de la mujer; propone el ideal más en la liberación que en la libertad ("busca no tanto mujeres libres pero liberadas"); solidariza con el movimiento de liberalización de todos los grupos; insiste en la pérdida social histórica de su condición humana.

 

Cabe preguntarse ¿porqué una ética feminista?, ¿acaso el concepto universal de la ética no circunscribe a la mujer?. De ser así, en la práctica no existiría una conciencia feminista con relevancia moral incuestionable que critica la teoría moral cuando denuncia la pretendida universalidad en que se sustentan las prácticas políticas, sociales, éticas y religiosas de nuestra cultura.

 

Gilligan propone una noción de moral que aplicada al estudio del desarrollo humano diferencia los modelos de "moral de la justicia"(propia de los hombres) y "moral del cuidado" (propia de las mujeres). Su valor radica en el aporte de haber subrayado la importancia de los emocional (sin negar lo racional) y de la preocupación o cuidado (sin negar la justicia). La pregunta es si la estructura diferenciadora de estos modelos no ejercen en sí un error ético ¿porqué los hombres poseen el monopolio de la justicia o las mujeres los cuidados?. Al valorar Gilligan más la "moral del cuidado"opina que el desarrollo moral de las mujeres denota una mayor perfección cultural (?).

 

En resumen, queda evidenciada la concepción limitada del hombre frente a la mujer a través de la historia de la humanidad. El hombre ha pecado en cuanto por a la marginalidad dispuesta, y tendrá que responder por ello. Las diferencias se sienten aun hoy, entre otros, en el plano laboral. Eticamente el hombre y la mujer son iguales. Si existe alguna diferencia en cuanto a las perspectivas de las cosas, valores o puntos de vistas femeninos y masculinos, han sido producidos fundamentalmente por la educación recibida a partir del seno familiar, con mayor énfasis que aquellos producidos desde su perspectiva condicionada a su sexualidad (ejemplo: su sentido materno) .